En la misión de los colegios viatorianos consideramos un pilar fundamental contribuir a la educación integral de todos los niños y jóvenes. Según nuestro ideario y carisma deseamos fomentar su competencia espiritual y posibilitar procesos de crecimiento para que les lleven a sentir y vivir su identidad cristiana.

Educar la espiritualidad es acompañar al niño, joven o adulto a descubrir su mundo más íntimo, su potencial interior. Es ayudarle a que descubra el tesoro que tiene escondido. Gracias a ello el alumnado:

– Podrá interpretar los distintos contextos de su vida.

– Se hará sensible a los valores y a las preguntas sobre el sentido de la vida.

– Podrá poner nombre a lo que experimenta aceptando sus propias capacidades y limitaciones.

Para conseguir este objetivo la Titularidad de nuestros centros ha elaborado el Proyecto Entrañas, un marco para el desarrollo y la educación de la espiritualidad cristiana. Nuestro colegio está trabajando y formándose para ponerlo en marcha adecuándolo a nuestro contexto.