SAN VIATOR

Vive en Lyon (Francia), a finales del siglo IV.

Discípulo y colaborador de san Justo, obispo de Lyon, como lector, catequista y animador de la liturgia.

Su figura no pasa desapercibida para Luis Querbes : lo propone como modelo y patrono de su nueva familia, a la que da el nombre de Clérigos Parroquiales o Catequistas de San Viator.

Lo explica así : " El sencillo Lector cumplió con su cargo instruyendo a la infancia en los primeros rudimentos de la fe, y contribuyendo al esplendor del culto con el cuidado de los altares. Tal fue el ministerio que, bajo la mirada y dirección de san Justo, ejerció san Viator. A la protección de este santo se le confía nuestra Sociedad de Catequistas, que se honra con su nombre".

Su fiesta se celebra el 21 de octubre.